Ir al contenido

Entrevista: un paso hacia tu meta

Contenidos de esta sección

Controla el nerviosismo

Te has preguntado ¿cuál es la razón por la que, a veces, los empleadores no te llaman después de una entrevista? Puede ser que tu perfil no haya cuadrado con la vacante, o que ya se cerró el proceso de reclutamiento; sin embargo, la respuesta recae, también, en la actitud que muestres frente a su empleador. En algunos casos, puede ser que el nervio te traicione y, si estás buscando reincorporarte a la vida laboral, probablemente querrás que esto no suceda.

Dentro de tu proceso para encontrar trabajo, la entrevista es el momento ideal para demostrar tus capacidades y tus fortalezas frente al empleador y obtener así la tan esperada llamada que te diga que has conseguido el trabajo.

Un hombre mayor con una expresión de confianza en sí mismo

Antes de que acudas a una entrevista, es recomendable que te prepares bien tanto emocional como físicamente; camina un poco para que liberes el estrés y evita tomar líquidos que contengan cafeína; éstos pueden acelerar la tensión y hacerte sentir intranquilo. Recuerda que manejar adecuadamente el nerviosismo hará que seas más espontáneo y obtengas mejores resultados. Por ello, es importante que muestres seguridad y confianza en ti mismo.

De igual forma, es conveniente que, antes de una entrevista, investigues acerca de la empresa; eso dejará ver tu interés no sólo en encontrar empleo, sino en que estás interesado en la compañía y en el puesto en particular.

Cuando estés frente a tu entrevistador, tu experiencia laboral hablará por sí sola; sin embargo, enfoca tu atención en los detalles que le permitan saber al empleador si cuentas o no con las herramientas para solucionar problemas y proponer nuevas ideas para la organización; escucha a tu entrevistador y mantén un contacto visual con él. Cuida tu lenguaje tanto verbal como corporal; en muchas ocasiones, el empleador evalúa tu postura y tus ademanes. De igual manera, evita utilizar modismos, los cuales pueden diferir de tu profesionalismo.

Comunicando tu personalidad por medio de tu voz

Desde hace tiempo, los reclutadores están utilizando la entrevista telefónica para hacer un filtro de candidatura, si es el caso, tienes que poner especial atención en las ofertas de trabajo que solicitaste. Lleva algún registro de las postulaciones que hiciste para que, si te contactan por sorpresa, sepas qué empresa es la que te está marcando; de lo contrario, si no lo recuerdas, puedes generar una imagen negativa.

A continuación, te presentamos algunos aspectos a considerar en caso de que tu entrevista sea vía telefónica.

La entrevista es clave para tu reinserción laboral, ya que es el momento preciso para comunicar tu experiencia y tus capacidades al reclutador. Enfócate en tus objetivos y ten presente, siempre, tu valor como trabajador. Recuerda que si no te llaman después de la entrevista, no es un fracaso, sino un paso que debe motivarte para seguir adelante.

Comparte en redes sociales