Ir al contenido

Envejecimiento productivo, explotando tu creatividad

Contenidos de esta sección

El autoempleo como una oportunidad de crecimiento

Como adulto mayor, aún tienes mucho potencial para seguir desarrollándote en el ámbito laboral y dedicar tu tiempo libre a generar riqueza, ya sea por gusto o por necesidad. Si estás en espera de un trabajo, existen muchas oportunidades de alternar tus labores diarias con otra actividad. Una de ellas es el autoempleo, el cual te permitirá aprovechar tu experiencia, tus capacidades y tu compromiso con la sociedad.

Una mujer trabajando en la computadora desde su casa

Si ya decidiste establecer un negocio, identifica las habilidades que puedes seguir explotando, ubica las herramientas que tengas a tu alcance y, sobre todo, identifica qué es lo más te gusta hacer o, lo que siempre quisiste lograr.

Aprovechando tu experiencia, puedes desarrollar múltiples oficios que te brindarán las herramientas necesarias para establecer un negocio. De igual forma, existen centros especializados que ofrecen talleres de actividades que, posiblemente, llamen tu atención como artesanía, artes plásticas, cerámica, pintura, cocina, costura, bordado, etcétera.

Lo más importante es que tus habilidades y conocimientos sean una extensión de ti, siente la necesidad de gritar a los cuatro vientos lo que sabes hacer, pues tienes un capital cultural inmenso que puedes compartir con las demás generaciones. Recuerda que lo que empieza por un gusto, puede convertirse en un gran negocio.

El autoempleo es una opción de crecimiento que contribuye a la economía familiar, si tu negocio marcha bien, puede ser un legado que dejes a tus próximas generaciones, a través del cual, seas el protagonista de un cambio social en el que el adulto mayor tenga un papel activo.

Comparte en redes sociales