Ir al contenido

La experiencia: competir con ventaja

Contenidos de esta sección

Un camino de aprendizaje y crecimiento

Si buscas empleo y experimentas dificultades para conseguirlo, entonces es momento de explotar tus ventajas para competir y, así, aumentar tus posibilidades de colocación.

Durante tu búsqueda de empleo, debes tener presente que muchas de las empresas que laboran en el país, buscan personas con experiencia; gente que pueda reconocer problemas y aportar soluciones probadas.

Una mujer y un hombre mayores trabajando con una computadora

Para atraer la atención de los empleadores, debes resaltar tu experiencia en cualquier actividad y en cualquier ramo en el que hayas trabajado. De esta forma, despertarás el interés del empleador e identificará el valor que puedes aportar a la empresa.

La experiencia es una fortaleza que debe ponerse de manifiesto en tu currículum; en la forma en que te desenvuelves en una entrevista; y, en cada detalle sobre ti, que pueda brindarle información al empleador.

Si logras que tus fortalezas destaquen frente a tus debilidades, serás una persona competitiva y tendrá mayores posibilidades de conseguir el empleo que buscas.

Una vez identificada la experiencia como una de tus mayores fortalezas, debes compensar, ahora, tus posibles debilidades. Una de ellas, podría ser la desactualización en cuanto a conocimientos y herramientas.

Para que tu experiencia tenga el valor que esperas, resulta fundamental mantenerte actualizado y, nunca, perder la motivación por aprender.

En la medida en que te actualices y muestres apertura a nuevos conocimientos, aumentarás tu competitividad y podrás reubicarte de mejor manera en el mercado laboral.

Comparte en redes sociales