Ir al contenido

Freelance o trabajo independiente: una nueva fuente de ingresos

Contenidos de esta sección

Tu futuro desde la comodidad de tu casa

Hoy en día, la innegable crisis económica y las bajas tendencias en el mercado laboral han propiciado nuevos modelos emergentes de contratación. Tal es el caso de los freelance, los cuales han sido una alternativa para que las personas se incorporen al mercado laboral de manera autónoma o que lo utilicen como una opción de ingresos adicionales.

El freelance es un servicio a terceros donde la retribución económica se da, en función de los resultados obtenidos. Es el caso de traductores, escritores, consultores, diseñadores que trabajan por su cuenta y por un proyecto determinado.

Así que si estás en busca de empleo, y aún no ha llegado una oportunidad que se adapte a tus necesidades, este recurso puede resultar beneficioso para reincorporarte a la vida laboral y mantenerte activo.

Una persona mayor trabajando en computadora desde su casa

Tu mayor reto será venderte al cliente; para ello, es necesario que promociones tus conocimientos para darte a conocer y generar una cartera de clientes. Existen sitios web en los que puedes ofrecer tus servicios o, si lo deseas, lo puedes hacer a través de blogs, anuncios en revistas, periódicos; visitar exposiciones y convenciones de la espacialidad de trabajo que ofreces, etcétera.

Otra opción que puedes utilizar para ofrecer tus actividades comerciales, es por medio de tarjetas de presentación, las cuales te serán de utilidad; puedes repartirlas entre amigos, conocidos, familiares, colegas, etcétera.

¿Cómo le pongo precio a mi trabajo?

En la actualidad, para todo freelancer, la pregunta del millón es: “¿Cuánto cobro por lo que sé hacer?”. Antes que nada, ten presente cuál es tu estrategia de negocio y cuáles son tus objetivos, pues de ahí partirá la retribución que quieras obtener.

Puedes establecerlo en función del tiempo que invertirás en el proyecto, o bien de la calidad de tu trabajo; otra forma puede ser que la paga se compense con los ingresos que obtendrías en un trabajo fijo, o si el proyecto requiere de la ayuda de colegas, entre otras cosas que podrían variar el costo de tus servicios.

Sea cual sea el medio que utilices para reingresar al mundo laboral, por medio del freelance o de manera fija en una compañía, lo más importante es que te sientas productivo. Enfócate en tus metas y, pase lo que pase, no dudes en que puedes lograrlas.

Respecto al freelance, Meghan Casserly, de la revista Forbes, comenta que “Los perfiles creativos están ganando, en este cambio de mano de obra subcontratada, quizás, más que cualquier otro grupo. Los puestos de trabajo de diseño ganan más que el resto, pero los puestos de ilustración y photoshop, en particular, mostraron un aumento de casi 20% en el segundo trimestre del año. Los freelancers se benefician de la flexibilidad ofrecida por el autoempleo y las empresas se encuentran en una posición de contratar al mejor al mejor precio para cada proyecto. En un mundo en el que el cinturón sigue estando apretado y la vara de la innovación se mantiene alta, el perfil creativo importa”.

Comparte en redes sociales